9 de septiembre de 2011

el principio del fin.

Después de un verano tan catastrófico como el vivido, mañana podría decirse que, aunque las cosas no se pongan mucho más interesantes, al menos podré ser libre. Aparcamos los libros hasta nuevo aviso y a disfrutar de un par de semanitas de vacaciones o de no hacer nada básicamente.

Todos los años digo lo mismo, "el próximo curso no me va a pasar esto", "comienzo a estudiar desde el primer día". Pues bien, para no modificar las costumbres repito una vez más que el próximo curso procuraré ser algo más responsable. Por volver a tener verano, por favor, que ya no recuerdo que es eso. La clave de lo que me ocurre sé donde esta, así que hallado el problema hay que encontrarle la solución. El problema está en que mi mente no sabe priorizar, y a lo más mínimo que me pueda ocurrir mi mente le da una posición prioritaria, siendo imposible así lograr concentrarse en el resto de cosas. Sí, soy mujer, pero hay veces en las que NO puede hacerse más de una cosa al mismo tiempo. Así que preocupaciones, este año aléjense de mi o tendré que tomar medidas drásticas, lo cual no me gustaría en absoluto. 

Últimas horas pre-examen, cafeína, apuntes y prácticas sobre la mesa y a esperar a que llegue mañana. Un año más.


Mañana los vasos estarán llenos, continuamente, uno tras otro. Mañana la ubicación será distinta. Mañana seremos las mismas.

1 comentario:

Laura Rodríguez- My fashion vespa dijo...

hola guapa! gracias por seguirme! espero que el examen te haya salido fenomenal!

un besiito :)