30 de diciembre de 2010

Algo Falla

30.diciembre.2010

A un día y escasas horas de dejar atrás el año. Nostalgia, pero sólo la propia de que pase un año más. En breves me plantaré (nos plantaremos) en el 2011, con 20 años y Dios quiera que con muchos buenos momentos por delante, con muchas cosas aún por aprender y supongo que con multitud de pájaros en la cabeza, como ya es habitual, y nuevos objetivos y propósitos. Esperanza e ilusiones.

Creo que me voy a abstener de ennumerar los propósitos que tengo para el 2011, aún no son demasiados. Creo que puede llegar a ser un poco frustrante plasmarlos y ver en un futuro que pocos de ellos se han cumplido. Así que nada, en mente permanecerán. Puede que mañana por la noche en un momento de exaltación los exponga públicamente de la que brindo con un gin-tonic en la mano.

Hablando de Noche Vieja... me da mucha mucha pereza el arreglarme, salir y todo eso. Otros años estaba ansiosa por que esa noche llegara, con un vestido espectacular colgado en el armario. Esta vez me he abstenido de comprarme un vestido de esos tan preciosos (bueno... también es cierto que no ví uno tan precioso que me entrase de primeras por los ojos) que solamente te puedes acabar poniendo un par de veces más, y eso si llega, de lo arreglados que son. Recurriré a algo que tenga por ahí, algún toque distinto y ya está, sin mayor preocupación. Si me da la venada rock antes de salir de casa puede que cambie el abrigo por la chaqueta de cuero y tan bien que estaré. Si os soy sincera no me apetece ponerme muy elegante mañana, me apetece ir distinta, otro rollo por decirlo de alguna manera. Y aquí aprovecho para plantear una duda que recorre mi mente en estos instantes...

¿Qué me hago en el pelo?

Tengo cita en la peluquería a eso de las 11.30 y... es que no tengo ni idea de que decirle a la peluquera que quiero. Había pensado en algo con volumen, un poco despeinado, nada demasiado formal, pero no se exactamente el qué. ¡Genial! Me fascinan lo claras que tengo las cosas a estas alturas.

En fin, poco más que decir por hoy... tengo una gran curiosidad por entender el por qué de ciertos mensajes que llegan a las 3 de la mañana, aún no he descubierto a cuento de que vienen, solo lo podría relacionar ligeramente con esto, con el blog, pero dudo mucho que ÉL lo lea. Visto que no se ha molestado en aclarar mis dudas, ni tan siquiera en responder a las preguntas con las que le contestaba supongo que me tocará quedarme por la duda. Por lo menos lo escrito era bonito, no lo vamos a negar.

Para despedirme una canción de Lapido, artista sobre el cual Quique González ha realizado una crítica en RS de su nevo disco disco, crítica la cual podeis encontrar aquí.



Con esto me despido por hoy, espero que tengan una buena noche de 30 de diciembre y un buen día 31, último del año.

Muáa Muáa
A. 

29 de diciembre de 2010

jugar al azar, nunca saber donde puedes terminar.

"Unos viene, otros se van... El valor para marcharse, el miedo a llegar."

Y hace tiempo que lo vengo diciendo, y ahora me reafirmo. Yo no quiero ser de esas personas que se quedan estancadas. Que no están dispuestas a ver más allá de lo que estrictamente las rodea. Lo siento, pero no estoy dispuesta a eso. Quiero vivir, quiero descubrir cosas, puede que evolucionar en la medida de lo posible. Poder llegar a los 60 años y afirmar que he tenido una vida plena, que no me ha quedado pendiente nada de lo que quería hacer salvo un par de tonterías.

¿Perderé a gente por el camino? No lo se, en las verdaderas amistades los propósitos diversos o la distancia en teoría no tendrían que afectar. Tal vez me sirva aunque sea para hacer una criba. Otra más. Para quedarme con cuatro gatos, pero que merezcan la pena. Porque por lo que se ve cada vez hay menos en común. Cada vez hay más distancia de por medio. Porque creo que ya se ha elegido lo que se prefiere, o a quienes se prefiere.



28 de diciembre de 2010

sonrisas


Ayer fue 27 de diciembre. Ha pasado un mes desde un día muy muy clave.
Entrada en los 20. Una noche mágica. Un despertar muy especial.
Y lo vivido vivido está... no hay que darle más vueltas ni quedarse estancada en el pasado. Ahora... tengo que luchar por volver a ser feliz.
¡Volveré a serlo! :)

26 de diciembre de 2010

2010

Quería escribir algo bonito. Algo que reflejase como fue mi 2010. Llevo abriendo 5 veces esta dichosa ventanita y no consigo escribir nada que me guste. No se por donde empezar, a quien mencionar y el que mencionar, como hacerlo... no tengo ni idea. Lo veía fácil, pero me estoy dando cuenta de que no. Para nada. Es demasiado complicado resumir todo un año en una mera entrada de blog, y más aún resumir este año. El año en que la realidad a llegado a superar la ficción, sin lugar a dudas. El año que siempre recordaré por haber sido especial, por haber conocido gente especial, por haber vivido momentos especiales, para el recuerdo, así es, todos esos acontecimientos siempre estarán en mi cabeza, para echar mano de ellos cuando más lo necesite.

Todo el mundo me ha dicho que no tenga miedo a que acabe este año, que puede que haya años mejores aún por venir, pero no puedo evitar algo de nostalgia al ver que esto se acaba, algo de miedo por si nada de lo vivido vuelve a repetirse.

Si he de calificar este año con algún adjetivo creo que es obvio cual sería, "musical", sin lugar a dudas. Desde febrero hasta hoy. A sido gratificante encontrar algo con lo que pueda emocionarme, es bonito que la música haya llegado a transmitirme tanto este año. Yo que no sentía me pongo como un flan al escuchar ciertas canciones, ciertas voces, ciertas frases.

Gracias a Sidonie y todo el equipo que hay detrás, porque fue por ellos por los que me empezó a gustar esto.
A Marc. A Jesús. A Axel. A Vicen. A Baldo. A Leo. A Gonzo.
A las terrazas con vistas al mar.
A las comparaciones con Penny Lane.
A su furgo, con "Beautiful Ones" de Suede sonando en Valladolid.
Al reencuentro veraniego en Santander nuevamente.
A la pulserita de "artista" que alguien me preparó.
A las lagunas de esa noche.
Al Fin de Gira en Madrid.
Al hotel eMe.
A las conversaciones de las que se aprende tanto y que son difíciles de encontrar.

Gracias a Quique González y a todos los grandes músicos que le acompañan.
A que por lo visto también veis desde el escenario.
A su gran hospitalidad.
A su tranquilidad caracerística y voz pausada.
A su reencuentro meses después en Santander en otro bolo.

Gracias a Delorean, grandes tipos también.
A sus peculiaridades.
A Ekhí y a sus consejos sobre el futuro en una furgoneta.
A su amabilidad y compañía la noche del 23.Julio.

Gracias a Pereza.
A los tíos de Manolo, a esos señores si que les estaré eternamente agradecidos.
A Manolito y su amabilidad y buena memoria.
A Luismi y a sus dotes de anfitrión.
A Roberto y sus "eii ¿qué tal?" aunq no se acuerde de  mi nombre.
A Tuli, sus cafés a las 4 de la mañana, a sus cumplidos y a sus fotos con el movil.
A Cesar, con estos señores o en solitario, y a sus canciones que tocan muy dentro.
A Leiva y sus ingeniosos comentarios, jajaja.
A Rubén Pozo Prats, a su atención y a algún que otro consejo.
A los fabulosos trayectos en su furgo.
A Jorge. A Ramses. A Paco. A los chicos del merchandaising (nunca aprendere como se escribe esto).
A las fiestas de despues y magníficos backstages.
A Santander, al Rubicon y al Bahía; y a Bilbao.
Gracias por haberme dado el mejor de los cumpleaños que me podía imaginar.
Pero eso sí... sin dejar que me elevase demasiado. siempre toca una de cal y otra de arena.

Gracias a 84.
A Jaime. A Mon. A Beris. Y también a Chema y a Nacho a los que conocí en Santander.
A alguna conversación interesante podría decirse.
A aclararme, inconscientemente, algunas cosas.

Gracias a Sidecars.
A Juancho y a Manu por apiadarse de mis manos inexpertas y liarme un par de pitis, jajaja. A Ruly. A Gerbass. A Matías.
A los chupitos de aquella noche.
A Valladolid.

Gracias a The Dandy Warhols. A Dorian. A la Habitación Roja. A Supersubmarina. A 45 grados. A Love of Lesbian...

Son todos estos grupos los que me habeis marcado un poquito el año. Algunos más que otros. Algunas personas más que otras. Algunas noches y algunas conversaciones más que otras. Pero todos tienen un huequecito al fin y al cabo. Porque con vosotros he aprendido, habeis sido capaces de llegarme a dejar con la boca abierta, fascinación podría ser. Porque algunos me habeis escuchado, y mucho. Porque algunas frases que me habeis dicho las recordaré, no sabría si decir para siempre, pero si durante mucho tiempo. Me habeis tocado capullos, algunos más que otros y se va a echar mucho de menos.

Dar las gracias también por este año a Cristina, a Alejandra y a Laura. Que han estado ahí casi casi desde el principio de los tiempos, al igual que Mónica, Josemari (lo que le debo a este hombre) y Esther. También mencionar a Jana, María e Irene, Santander no sería lo mismo sin vosotras. Todas estas personas me conoceis, y sabeis mucho, y me aconsejais, y lo adoro, aunq no muchas veces haga el caso necesario y opte por seguir saliéndome del camino. A Barby, que fue con ella con la que empezó todo, mi primera compañía conciertil, la estaré eternísimamente agradecida. A Caco... por tragarse todas mis ralladas mentales, una tras otra, durante todo el año; se que en ocasiones puedo llegar a ser muy pesada, pero... gracias por haberme escuchado. A Mario... por ser mi asesor musical y porque siempre ha sido una de las primeras personas en las que he pensado cuando me sucedía "algo fuera de lo habitual", llamémoslo así. Gracias a Dieguito, jajaja, que algo creo que me comprende, aunque las perspectivas son muy distintas. Luisa... ¡gracias! aunque a veces la odie por sus broncas o por hacerme sentir mal, jajaja, pero ella siempre ahí procurando que los pies no se me levanten demasiado del suelo. Gracias también a gente nueva que he conocido este año, a Paula y a Andrea, que nos unió la música, al igual que pasó con Tamara, con quien poco a poco fui hablando más y más y también me ayuda a mantener los pies en su sitio. Y como olvidarme de Lau, que sería de las noches sin ella, jajaja, otro rollo, y joder!! (propósito de año nuevo ser felices, sí o sí) que ya son demasiadas noches melancólicas, nostálgicas o tristes.

Gracias a Ramón, por todo lo que me dió. Gracias a "ÉL" por haber tenido también lugar en este año con un beso en los baños de chicas del Seventy Seven. Gracias a R. (hay demasiadas erres en mi vida, ahora que me doy cuenta) por haber logrado lo que nadie había conseguido, sacarme al anterior de la cabeza, a ver quien es ahora el que te saca a ti lindo... ¬¬'

Mencionar también a las noches turbias, muy frecuentes en mi vida. Los días de llorar. La banda sonora de los días tristes con Zahara y con Rebeca Jimenez sonando. Los videos de chinos no podían pasar tampoco sin pena ni gloria por aquí, jajaja. Especial mención a las habitaciones de hotel, a los abrazos matutinos, a las caras bonitas y a los besos... a los besos mágicos, ¡que coño! de esos que te hacen volar y fantasear en la posterioridad.

Os dedico a todos un amor desmedido, porque... querais que no, tanto personas como momentos me han marcado, quien sabe si para bien o para mal. Toquemos madera para que haya más años como este.

Muchas cosas aún en el tintero, pero siempre en el recuerdo.

hielo

¿sabeis que el hielo corta? ¿y que incluso puede llegar a hacer heridas? Mi corazón era de hielo, y ahora mismo puedo notar como está hecho trizas. Es todo añicos. Pequeños pedacitos que se me van clavando, que hacen daño, mucho daño, que escuecen y que estás deseando sacártelos cuanto antes. Aún no he descubierto el cómo sacarlos...

Va a hacer casi un mes. Hace poco menos de un mes tuve una de las mejores noches de mi vida, y... la echo tanto tanto tanto en falta. Pagaría por un beso más, por media hora juntos. Por poderte volver a ver.

No quiero que me duelas, pero lo veo tan complicado... no logro descubrir el modo de lograrlo. sal de mí por favor, sal de una vez. Quiero volver a ser feliz.

25 de diciembre de 2010

Navidad.

Navidad, navidad, navidad...

No es alegría lo que me produce esta época del año, me parece más bien triste. Este año me resulta más triste, incluso, que los anteriores. Creo que es lógico que no quiera que acabe el que podría calificarse como "el año más especial de mi vida". Momentos que habían sido sueños pasaron a ser realidades.

Creo que al 2010 me tocará despedirlo copa en mano y con lágrimas en los ojos.

Y está lloviendo... lloviendo otra vez.

22 de diciembre de 2010

22 de diciembre, felicidades R.

Dejando de lado posibles rencores o resentimientos, hoy me veo obligada a hacer esta entrada. Imposible dejarlo pasar. Por muchas cosas que hayan ocurrido este es un día que me recuerda a alguien, a alguien con quien a día de hoy no tengo trato alguno, una persona que pasó de ser alguien clave en mí día a día a ser un completo desconocido del que no se más que las escasas menciones que me puedan hacer.

Hoy cumple 20 años el que fue mi novio hasta el día 5 de agosto. Día en que todo acabó. ¿Felicitarle? No se muy bien como. Me arriesgaría a decir que un mensaje o una llamada mía no sería lo que más gracia le hiciera un día como hoy, aunque no los descarto.

Posiblemente no leerá esto nunca. No hace falta tampoco que lo haga. Solo quería decir "Felicidades, espero que los 20 te vayan bien, que empieces en mejor compañía que los 19 y que lo siento." Un perdón que tanto tiempo después no se si vendría a cuento, pero nunca está de más, si no lo hice antes fue porque no sabía el cómo. Me alegro de que le vayan bien las cosas, si es que es así, y que por fín esté en una relación "como se tiene que estar".

Aquellas personas que lo conocen saben que es un buen chico, a veces un poco subidito, listo y atento, y que es de los típicos novios que caen bien a los padres. Puede ser que no lo mereciera, él estuvo sobreaviso. Es de agradecer que en un momento en que nadie daba un duro por mí él lo apostase todo y corriese el riesgo. El final de la partida no fue el más deseado, no nos vamos a engañar, pero dentro del juego también hubo buenos momentos. Ahora estoy en la misma situación que antes, pero esta vez no espero que llegue ningún caballero andante que se juege una mano por mí. Apechugo con la situación, yo me la he buscado, y si alguien tiene que llegar algún día llegará.

El perdón... el perdón pedirlo porque se que mi comportamiento en todo aquel tiempo no fue el más adecuado. Sabías que siempre me acabaría saliendo del camino, lo sabías. No soy alguien constante ni estable, y... aguantaste demasiado tiempo tirando de mi, tirando de mí sin apenas recibir nada a cambio. Fuiste tú, R., el que dío todo. Yo me limitaba a recibir la mayor parte del tiempo, a dejarme llevar. Fui egoista, mucho, y no me dí cuenta hasta tiempo después de lo que había perdido. Había perdido a una gran persona, no solo como pareja, sino de todos los modos en que se puede tener presente a alguien en la vida. Ni amigos, ni tan siquiera conocidos.

Aún no nos hemos vuelto a ver desde que todo acabó. No se tu, pero yo aún no logro concebir como podría ser la situación. Incómoda, tensa... Me revuelve un poco el hecho de que llegue el día en que se produzca ese encuentro, ambos sabemos que tarde o temprano así será, el hecho de encontrarte a una persona de la que sabes tantísimo y con la que has compartido tanto y a la que ni siquiera puedas dirigir un saludo. No se si será una de esas cosas que con el tiempo cambiarán, él mismo lo dirá.

Lo siento por todos esos malos momentos que te hice pasar, por esas lágrimas y esos enfados que nunca hubieran debido de tener lugar. Lo siento por anteponer otra pasión a la de la relación, pasión que ahora mismo es a lo único a lo que me aferro, la música que... puede ser que contribuyese a que todo se fuera marchitando. Lo siento por no haber sido sólo  tuya, por mis mentiras, por mi falta de ganas. Lo siento por no haberme comportado como te merecías. Comprendo que no me quieras perdonar.

Ahora, después de todo, espero que seas feliz R. Espero que algún día, aunque sea dentro de muchos años nos volvamos a ver y nos riamos de todo esto, bueno "reir" creo que nunca nos podremos reir, pero que sepamos dejarlo a parte.

Se muy feliz y que los 20 estén llenos de buenos momentos. ¡Disfrútalos!

Un beso.

Ana.

21 de diciembre de 2010

vida.

"Es una sensación impagable. Y llega un momento en que te das cuenta de que realmente has abandonado el planeta durante un rato y de que eres intocable flotando a varios metros del suelo porque estás con otros tíos que quieren hacer exactamente lo mismo que tú, y cuando funciona, eso te da alas. Sabes que te has ido a un sitio donde la mayoría de la gente nunca ha estado, un lugar especial, y a partir de ese momento vuelves una y otra vez a ese sitio y luego aterrizas; y cuando aterrizas siempre te trincan. Pero aún así no dejas de querer volver una y otra vez: es como volar sin licencia."

K.R.

Porque me declaro aficionada a volar sin licencia. Por todos aquellos que no tememos a las alturas.

18 de diciembre de 2010

Sidecars en Valladolid.

Anoche podría decirse que fui mi último concierto del año, al último por una temporadita, que papá se está empezando a disgustar con tanto concierto y tanto viajecito de un lado a otro. El de ayer fue de Sidecars, mi primer bolo de Sidecars, en Valladolid, en Porta Caelli.

Tras un trajín de día que comenzó amaneciendo antes de lo que me hubiera gustado, resacosa y sóla en casa. Tras un examen por internet, ducha rápida más preparación de la maleta. Tras un cabreo con la compañía de taxis que me tuvo esperando 20 minutos en la calle hasta que alguno llegase a buscarme (y que casí me hace perder el tren), llegué a casa.

Y una vez en casa lo propio, comida rápida a eso de las cinco de la tarde, ducha y bus con destino a Valladolid, un fín de semana más. Esta vez más complicada la llegada al lugar en cuestión que el fin de semana previo, pero tras preguntar a numerosas personas y tras revolucionar a medio autobús que trataba de indicarme el camino más corto o más fácil para llegar al local allí llegué. Por cierto, gracias a esas señoras vallisoletanas tan amables.

Ahí estaba, todo recto a la derecha, Porta Caelli, pocas personas aún en la puerta, todo muy oscuro, un frío del demonio y ningún bar donde cobijarse y tomar unas cañas hasta que abriesen... ¡genial! Esperé en un banco hasta que llegaron las primeras caras conocidas. Ahí nos teníais, haciendo tiempo en la puerta y con una considerable disminución de la sensibilidad en manos y pies consecuencia del frío. Ya eran las 9... ¡en teoría a las 9 era la apertura de puertas! En teoría... nos mantuvieron ahí fuera más rato del que me hubiese gustado. Fue un alivio cuando abrieron las puertas y por fín una temperatura agradable nos invadió. Sí! Como gusta esa sensación. Cogiendo sitio en segunda fila con unas cervezas en mano, a la espera de que comenzase el show.

Antes de la actuación de Sidecars fueron Jose Carreño y Los Canseco los que nos empezaron a amenizar la noche con un poco de Rock'n'Roll. La actuación fue breve, aunque intensa, pero... el público yo diría que no estuvo todo lo entregado que se hubiera deseado, pero ya se sabe lo que pasa en estas cosas, la mayoría de la gente acude a ver al artista principal y están deseando que acabe el telonero. Así son las cosas, para que vamos a engañar a nadie.


Después de esta actuación no tardaron mucho en aparecer sobre el escenario los esperados Sidecars entre ovaciones. Se metieron facilmente al público en el bolsillo, alternando canciones de este último disco con algunas de su trabajo anterior. La gente por fín se soltó, cantando y moviéndose al son de la música. Respecto al sonido, aunque no sea muy entendida en estas cosas, me pareció que estuvo bien, nada de acoples, la voz de Juancho se escuchaba perfectamente... no puedo poner queja. Estaban un poco apretujados los cinco chicos sobre el escenario pero se supieron desenvolver perfectamente.

Y sí, digo cinco, porque además de Juancho, Manu, Ruly y Gerbass había un quinto chico aquella noche sobre el escenario. A la izquierda se encontraba... ¿Matias? un argentino encargado de una de las tres guitarras que había en escena.

El bolo en general me gustó, me gustó mucho la verdad. No puedo hacer ninguna queja al respecto. ¿Duración? No sabría deciros cuanto duró aproximadamente, fueron unas dieciocho canciones así que... echen cuentas ustedes mismos.

Como muchos de vosotros ya sabeis, con la compra del cd por internet -con anticipación- te enviaban una invitación y un pase vip para después del concierto, así que... al acabar esperé para hacer uso de ese pase vip, una suerte que estuviera por allí una cara conocida que me indicó cuando se podía pasar y todo eso. El camerino era un tanto pequeño, pero no problem, allí estuvimos un ratito hablando y tomando algo. Sólo fuimos dos las chicas que teníamos pase.

Camerino

Después de la entrada en camerinos... ¿en que consistió la noche? Cervezas y chupitos allí, conversaciones, comentarios, situaciones de esas en las que sería apropiada la frase "lo que pasa en el bolo se queda en el bolo". Muy agradables ellos. Espero poderles volver a ver, al menos un par de veces más, que por lo que me han comentado hay algun bolo planeado que no me pilla nada mal :D.

Andrea y yo con Juancho.


(esta cara de circunstancias, que conste, que tiene su explicación)

Y poco más que contar de aquella noche, a eso de las tres, mientras los chicos iban recogiendo los bártulos, Andrea, Elena y yo nos despedimos, "hasta otra". Agradecerles su amabilidad y todo eso y... espero que nos volvamos a ver. Creo que el actuación que teníais esta noche teloneando a Pereza se os ha dado bien, o por lo menos no he leido lo contrario por ningún lado.

Pásen una buena noche de sábado. Ójala pudera estar en estos instantes entre el gran mogollón de gente que hay en el Palacio de los Deportes (12.000 personas se comenta). Espero que diversas personas me hagan una crónica como es debido :)

Muáa Muáa

17 de diciembre de 2010

él

Y aunque tenga sueño, un examen mañana, aunque esté cansada y borracha... soy incapaz de sacarme tu imagen de la cabeza. No logro pensar con claridad, tú estás presente en todos mis pensamientos. Me siento miserable... ¿Cómo he podido llegar a encontrarme en esta situación? Nunca creí que pudiera estár tan encaprichada con alguien, pero... pero ahora entiendo todo...

Ahora entiendo lo que es dormir y levantarte por la mañana pensando en la misma persona. Ya se lo que es que se te acerquen de fiesta y tener a otra persona en mente mientras algún desgraciado intenta emplear contigo las mismas tácticas que teníamos para ligar con quince años. Ya comprendo lo que es que te haga falta alguien.

Y es que te llevaste un pedazo de mi. Me siento incompleta. Podría parecer todo demasiado absurdo al leerlo, pero yo tengo mis razones, no es un decir por decir... todo tiene su explicación, todo tiene su lógica.

Solo digo una cosa, ahora a las 4.20 am..., algún día te volveré a besar.

14 de diciembre de 2010

Segovia Perezosa...

Y así culminó el fin de semana musical, tercera parte que me faltaba de enseñar. Hubo segovia. Hubo Pereza.












Fantástico bolo el de los flacos, para variar, fantásticas personas con las que fui y también, como no, fantásicas personas las que estaban sobre el escenario, aunque esta vez con una huída demasiado fugaz... Una lástima la vuelta tan rápida a Madrid.

tuli.


leiva.


rubén pozo prats.


Y se acabó lo que se daba, ustedes ya terminando la gira y yo sin posibilidad de volverles a ver.

Pero bueno, esto es como todo, de puntos y a parte están llenos los libros.

Confío en verles la próxima gira... o quien sabe si las calles de Madrid propiciarán algún encuentro fortuito con estos señores en alguno de los viajes que tengo pensados a la capital.

Mientras tanto... me paso al tabaco de liar, todo sea por tenerle más presente.

Sí, cada calada me recuerda a él.

10 de diciembre de 2010

Fin de Semana Musical... (II)

Continuemos con más de lo mismo:

Este viernes noche...


...84 en el Café Teatro (Valladolid).

Cuando finalice el fin de semana a ver si me digno a poner fotos de este fin de semana y todo eso, jajaja, con calma.

Pásen una buena noche de viernes, que yo trataré de exprimirla lo máximo posible :)

Muáa Muáa

9 de diciembre de 2010

7 de diciembre de 2010

i like.

Me gusta atender a todo lo que dices o haces, a cada uno de tus gestos y de tus sonrisas. Me gusta acostarme a tu lado y acurrucarme, apoyada en tu pecho, mientras te observo. Cerrar los ojos, dormirme y saber que a la mañana siguiente, cuando despierte estarás ahí y podré seguir mirándote. Comprobar que no ha sido producto de mi imaginación. Echarte de la cama inconscientemente y tenerte en el otro lado la mañana siguiente. Reirme mientras me lo cuentas. Besarnos y volvernos a dormir. Intentar mantener los ojos cerrados, pero darme por vencida al preferir mirarte mientras duermes. Tan sereno, tan en paz, tan tranquilo, ahí, a mi lado en la cama. Tan dulce. Tocarte el pelo, besarte en los labios. Poner cara de tonta sin importarme que puedas abrir los ojos y verme así, embobada, mirándote.

Me gustó estar a tu lado. Me fascinó sentirte en la cama, dándonos calor, haciendo frente a las frías noches de otoño.

I liked it.

6 de diciembre de 2010

organizándome

Papá y mamá se han ido a dar un paseo, a pesar del frío que hace ahí fuera. A mi me toca quedarme en casa estudiando penal I. Me propuse que este curso me iba a poner las pilas con los estudios... ¡Me cuesta tanto! ¿A que se lo achaco? Venga va, diré -siendo realistas- que me aburre bastante todo lo que estudio, y... ¿puede que sea eso lo que me desmotiva? En fin... ahora no es plan de dar vuelta atrás. Al menos tres años más y ya estará acabado. Que ya estoy en la mitad, y... eso de dejar las cosas a medias no me gusta en exceso.

Planeando poco a poco el fin de semana creo que ya tengo a mi madre convencida para ir el Jueves a Valladolid a ver a Cesar Pop. Espero que no se me eche para atrás a última hora. Sobre el de 84... estoy tratando de convencer a mi padre (que mi madre tiene cena esa noche) para que me vaya a buscar y me traiga de vuelta a casa por la noche. A ver si de una vez por todas me saco el carnet de conducir y no tengo que depender de nadie (este verano el práctico será mío, jáa). Y sobre el bolo de Pereza del sábado en Segovia... que no os lo voy a negar, es el que más me interesa, que decir...  Necesito la subvención de mis padres, que mi cuenta está temblando, así que dependería totalmente de ellos. Puede que luego les haga un presupuesto y un croquis con todos los planes organizados de ese día. Aunque para mucha gente no sea importante para ellos es fundamental el no dejar cabos sueltos y que esté todo perfectamente planeado.

No se que más decir sobre el día de hoy, sobre mi fantástico día en casa. Mi estado de ánimo va mejorando, y ya no voy vagando por casa como alma en pena que se alimenta de recuerdos. Ese es un punto positivo, sí sí. No merece la pena estar triste. No me tendría ni que quejar. Me considero una persona afortunada, y... el hecho de quejarme por mis tonterías de persona inmadura es una ofensa hacia aquellas otras personas que realmente tienen problemas de verdad. Aún así... algún que otro día dado creo que necesitaré explicar las penas que me sigan acechando. (Trato de controlarlo, pero... que hay veces que es inevitable que salgan a la luz).

Pasen una buena tarde de lunes -festivo-.
Muáa Muáa

5 de diciembre de 2010

cargante.

A pesar de las pocas ganas que tenía anoche de salir, me armé de valor, me puse un vestido básico negro que me habré puesto ya lo menos cincuenta veces, el jersey y chaleco del viernes anterior, tacones y ya estaba lista para volver a pisar la zona de fiesta palentina, de la que me había mantenido alejada desde Septiembre. Todo era igual que antes, la misma gente, la misma música... y no me gusta. No me gusta en absoluto. Me carga demasiado.

Al llegar a casa anoche creo recordar que le dije a mi padre que por favor me castigase los próximos 50 años de mi vida a no salir por Palencia -salvo contadas excepciones-. Salir aún sabiendo que voy a volver aburrida, cansada, desganada, triste... es de tontos. No se por qué aún no he aprendido la lección.


Crys y yo con Hector Calderón.


Geographic

Con la tontería volví a casa rozando las 5, ligéramente tocada y muerta de hambre. Como de costumbre al volver a casa. Hasta noche vieja confío no salir más por aquí en lo que queda de año...

¿Y por qué me pasa esto? ¿Por qué si hace tres o incluso dos años salía por aquí y me lo pasaba tan de puta madre? La respuesta creo que es obvia, porque no conocía otra cosa. Había salido en condiciones por Santander y Palencia. Salía y sí, me lo pasaba bien, bebíamos, bailabamos, "cazabamos"... Tenía en mente otra idea de "fiesta perfecta". Pero que ha pasado ahora... me he mal acostumbrado a las noches de concierto, a las fiestas de después. ¡Maldita niña caprichosa! Y claro... ahora el resto me sabe a poco. Me sabe a poco la música del resto de los lugares, la gente, las conversaciones, el ambiente... ¡todo es distinto! Y esto me está matando, me está amargando y es algo que me da mucha pena.

No veo solución posible en Palencia, en Santander lo veo algo más factible. Madrid... Madrid creo que si que me satisfacería, me complacería. Y lo digo desde ya. No moriré sin haber estado viviendo un tiempo en la capital. Y si es cuanto antes mejor que mejor.

En fín... desvaríos varios y siempre achacados a lo mismo. ¿Planes para este puentazo que me he tomado? Algún proyecto... se procurará enfocarselo a papá y a mamá de la mejor de las maneras posibles para que accedan. A ver si hay suerte. ¡Que fastidioso es esto de tener que depender de alguien todo el rato!

  • 9.diciembre.2010 - Cesar Pop en el Café Teatro (Valladolid).
  • 10.diciembre.2010 - 84 en el Café Teatro (Valladolid).
  • 11.diciembre.2010 - Pereza en Segovia.

Veo complicados los tres días, pero... no imposible. Se tratará de hacer lo posible por acabar bien el año. Un último deseo por favor. Según como se vayan desarrollando los acontecimientos iré informando. Y a todo esto... de ir a alguno me tendría que ir poniendo a pensar el que ponerme. Me veo yendo en vaqueros esta vez eh?

Pasen un buen domingo :)
Muáa Muáa

4 de diciembre de 2010

Regreso.

Vuelta a casa. Un mes después puedo decir que estoy de nuevo tirada sobre mi cama, frente a las paredes violetas de mi habitación. Con esa lámpara colgada del techo que tan poco ilumina y siempre hablamos de cambiar. Con la música sonando. Todo como si no hubiera pasado el tiempo. Como si aún tuviese 17 años.

Esta mañana tuve un examen de Derecho Financiero, y por eso no pude volver hasta la tarde. Me ponía triste el viaje de vuelta a casa, no se bien por qué. Los prados estaban nevados, y a las seis, si no antes, ya había oscurecido. El cielo estaba despejado, no había ni una nube, y un poquito más tarde se podían ver perfectamente las estrellas.





Pasé el viaje frotándome las manos, manos que ahora miro y están secas y cuarteadas, consecuencia del frío y de fregar sin guantes. Seguramente. Me echaría crema, pero detesto tanto que se me queden los dedos pringosos que prefiero hacerlo mañana... Los labios creo que también se me están agrietando. Tengo los ojos cansados. Hoy no creo que tarde mucho en quedarme dormida.

¿Cómo fue la primera noche en Palencia? Para que engañaros, me lo pasé muy bien tomando algo con JM y hablando, tenía muchísimas ganas de hablar con él, pero... la gente de alrededor no era la más deseable. ¡Que se le va a hacer! Resignarse y ya está.

En fín, voy a ver si descanso y mañana me despierto un poco optimista.
¡Buenas noches!
Muáa Muáa

Lo que daría por retroceder una semana en el tiempo.
Por volverte a besar.

2 de diciembre de 2010

strange feelings.

Siempre he tratado de dar la imagen de ser alguien fría, de no tener sentimientos. No me gusta que las cosas que me afectan sean de público conocimiento. No me gusta que con una mirada la gente averigue si estoy tríste o si me he levantado con mal pie. No me gusta que sea tan simple como para que personas con las que puede que apenas tenga trato se den cuenta de como me encuentro.

En el ámbito de las relaciones tampoco soy muy distinta. Siempre he defendido la teoría de que en toda relación siempre hay una persona que quiere y otra que se deja querer. Pues bien, puede que sea por eso, puede que sea porque yo siempre fui la que se dejó querer y no sabe lo que es realmente perder el culo por la persona con quien estas, nunca he llevado a cabo más muestras de cariño que las estrictamente necesarias.

No estoy diciendo con esto que nunca me haya gustado alguien en serio. Si tuviera que pararme a pensar en alguien tendría una clara imagen en la cabeza, la misma desde hace tres años. Creo que le quise, y mucho. Me alborotaba por dentro como nadie lo había conseguido antes. Hacía que ensanchase de la alegría al decirme algo o al ser simpático conmigo, y me hundía en la miseria al verle en los brazos de otra o viéndole pasar a mi lado sin tan siquiera dirigirme un triste saludo. Y esto... no podía ocultarlo, me costaba demasiado. Era un tema demasiado obvio, saltaba a la vista, me tocaba demasiado por dentro y se manifestaba inevitablemente para fuera. Nunca tuve nada serio con esa persona (aún no se muy bien si gracias a Dios o por desgracia), nunca supe lo que hubiera sido darlo todo por él. Y ahora, antes de esperar a que algún día pudiera llegar a hacerse realidad, después de tres dichosos años con más y más tíos de por medio que no lograron hacerme olvidarlo, lo estoy logrando.

¿Alegrarse o no?

No se muy bien si sentirme orgullosa por haberlo logrado, por haber conseguido eliminar ese ser que me alteraba tantísimo o... sentir miedo por el motivo del olvido. Apareció otra persona y alteró todo mi mundo. ¡Joder! Que simple soy de manejar, yo que siempre me había considerado una chica a la que era complicado tocar la fibra sensible... La verdad... no es un motivo por el que me pueda alegrar. Se vuelve a repetir la situación. Otra persona a la que jamás podre demostrar nada y esta vez elevando el nivel de dificultad. Es muy frustrante. Creo que estoy destinada a no ser nunca correspondida en el ámbito amoroso. Al hablar de correspondida obviamente no me refiero a cuatro besos y un par de polvos, hablemos claro.

Me veo de nuevo ante un problema, más grave aún que el anterior, y lo peor de todo es que ni tan siquiera pude encontrar una solución que no acarrease consecuencias para el primero, ¡como para ponerme a buscar una solución para lo otro ahora! ¿Un clavo quita a otro clavo? Si, tal vez, no seré yo quien diga que no. Pero si el segundo clavo te acaba pinchando más que el primero mal vamos...

Ahora soy optimista, no me puedo quejar. Pero... como ya ocurrió con anterioridad, en dos semanas puedo encontrarme llorando a lágrima viva oculta entre sábanas y cojines... cojines... ¡más lágrimas aún! Sin que haya nada que pueda hacer. Momentos en los que lo único que quedará será el recuerdo y muchas canciones sonando. Esquinas de folios garabateadas. Escritos en una agenda que más que recordarme mis tareas me recuerdan a él. Suena lamentable...

Tendré que seguir ensayando mi imagen de dura para que cosas así no me descoloquen demasiado.


29 de noviembre de 2010

20 años.

El día 27 de noviembre entré en la veintena, edad a la que tanto temor sabeis que tenía. ¿Pero sabeis una cosa? No me puedo quejar, han entrado de la mejor de las maneras posibles. No cambiaría ni uno solo de los momentos de la noche en que empecé a ser "twenty" y dejé la época teen atrás. Todo fue incluso mejor de lo que podía llegar a imaginar.

La noche del día 26, como ya comenté por aquí, tenía previsto ir a Bilbao, al concierto de Pereza, y así fue. Aún comenzando mis planes con un poco de retraso al perder el bus que pretendía coger acabé llegando a Bilbao a una hora prudencial, preparativos previos (hay que ponerse un poco mona :P ) y después en metro hasta Barakaldo. Creo que si no llega a ser por mí tia me hubiese perdido en una de tantas calles entre la salida del metro y la Rockstar.

Encuentro con mi compañía de esa noche y cañas preconcierto. Imposibilidad para evitar los nervios previos al bolo. Creo que estos siempre seguirán apareciendo, aunque pasen años y años. No es que quiera evitarlos, para nada, es bonito emocionarse por algo, pero en el momento la tensión es excesiva, y mis pulmones lo acaban pagando por mi extrema adicción a la nicotina.

Dan las ocho, abren las puertas, la cola avanza, entramos (el hecho de que el perchero estuviera fuera de la sala nos hizo abstenernos de dejar allí las cosas...). La sala no era muy muy grande, y al principio aún no había mucha gente. Antes de que empezase el bolo tuvimos el placer de compartir unas palabras con Luismi, que salió copa en mano ante las muestras de nerviosismo de la aquí presente. Volvemos a nuestros sitios, la pantalla anunciando próximos conciertos comienza a elevarse dejando a la vista todo el escenario.

Ahí entran. Leones ya está sonando. Del concierto decir... decir que fue genial. Me gustaron, sí sí, mucho. El sonido de la sala era muy bueno, no hay queja posible sobre él. Aspectos negativos sin embargo tenemos la temperatura, jajaja, que llegan unos momentos en que te crees que ya te sobra toda la ropa y las "Princesas" que había por ahí sueltas. Siento mucho ser criticona, y si a alguien le sienta mal esto, pero... mi odio hacia unas chicas que teníamos al lado iba aumentando por momentos. No solamente no dejaban de berrear, ni de moverse de manera enfermiza todo el rato y de empujar. Diría que eran quiceañeras, pero no, estaría mintiendo, algun año más tendrían, pero vamos, que el comportamiento del estilo. La sala decir que vibró con Estrella Polar, Yo pienso en aquella tarde, Violento amor... entre otras. Y sí, digo vibrar porque era literalmente lo que sentía bajo mis pies. El suelo temblaba mucho. Hubo un momento al final del concierto que tengo que reconocer que me dió un poco de acojone. El momento en que se lanzan al público las famosas gafas de sol. Las gafas de Rubén cayeron a pocos metros de dónde me encontraba, de repente ves como una marabunta de gente se echa para atrás, haciendo que sea lo más complejo del mundo seguir manteniendo el equilibrio. A pesar de todo no me caí ni nada del estilo, que por otra parte tampoco me extrañaría en mi persona. Me mantuve firme sobre los 12 centímetros que me facilitaban la visión del escenario.

Acaba el concierto "sigamos la luz". Allí había mucha mucha gente esperando para entrar en camerinos. Siempre tengo miedo a quedarme fuera, tirada, y esta vez no fue menos. A poco estuvimos de quedarnos sin poder pasar, a poco, que aunque la espera se hizo larga alguien salió a por nosotras ante la mirada de un segurata que momentos juraría que pensó que le estabamos vacilando. Dentro mucha gente... ¿caras conocidas? Zentric y... yo diría que un par de jugadores de baloncesto, pero ni idea de quienes serían. He reconocer públicamente mis escasos conocimientos en el ámbito del deporte. Y al margen de estos muchas muchas muchas chicas. Como de costumbre no?

Roberto al comienzo del pasillo, que había sido su cumpleaños hace poco. Manolito un poco más adelante que me conquistó al felicitarme alegando que se acordaba por haberlo visto en fb, jajaja. Si seguiamos caminando por el estrecho pasillo estaban Cesar, Leiva, y en la habitacioncita del fondo (que era donde mejor se estaba, un poco a salvo del mundo) Rubén y Tuli. Saludos varios. El cansancio acumulado consecuencia de los tacones hizo que sutilmente me hiciese un huequito entre la guitarra, toallas, chaquetas y bolsas que había sobre el sofá.

De la que estabamos hablando entro Luismi, sí, cogió unos vasos y una botella de tequila mientras entonaba un cumpleaños feliz sirviéndo cuatro chupitos para los allí presentes. Rubén, Luismi, Maite y yo brindando por el bolo de esa noche y por mis 20 años. ¡Emoción! :)

La llamada de mamá y múltiples mensajes iban llegando a mi movil con frecuencia. El pasillo se iba descongestionando. "Recogemos y nos vamos". Empezaba a hacer algo de frío allí, jersey de hombre, chaleco y bolso colocados. "¿Hay hueco?". Bajando escaleras, cerrando puertas y encendiendo motores. La noche no ha hecho más que empezar, mis 20 no han hecho más que empezar.




"Gracias por esta noche..."
Imposible un mejor regalo. Imposible mejor compañía. Imposibles mejores recuerdos. Imposible más felicidad.

26 de noviembre de 2010

cuestión de horas...


Sesión de belleza en el piso de Jana & Ana ;)

Ya está aquí el gran día, en cuestión de horas Bilbao será un hecho. Pereza y la Rockstar también. Al igual que los 20. Demasiados acontecimientos para un mismo fin de semana.

Atuendo conciertil para mañana listo... puede que me congele, que se me mojen los pies si llueve o que acabe con ellos destrozados de los tacones. Se tratarán de afrontar las adversidades de la mejor de las maneras posibles.

Y ciertamente... estoy ilusionada. Quiero que sea un gran día. ¿Lo será? Aún está por ver. Crucemos los dedos, toquemos madera y recemos a quien haya que rezar.

A la vuelta informaré ;)

25 de noviembre de 2010

La gente pregunta... ¿Qué es un rocknrolla? Y yo les digo, que no tiene nada que ver con baterías, drogas, ni viajes al hospital, no no... es mucho mas que eso amigo mío. A todos nos gusta la buena vida... a unos el dinero, a otros las drogas, a otros el sexo, el glamour o la fama, pero un rocknrolla es diferente.

¿Por qué...? Porque un auténtico rocknrolla quiere el pack completo.



24 de noviembre de 2010

play | >


Viernes 19 en el Divino.

Y ya se acerca el día, Bilbao está a la vuelta de la esquina. Los 20 también están ahí. Este fin de semana puede llegar a ser muy grande. Los preparativos ya están en marcha...

22 de noviembre de 2010

Recuperando costumbres pasadas.


Lo necesitaba, necesitaba desde hace tiempo una noche como la del sábado. Necesitaba verlas a ellas, a Crys y a Ale, pero no en el mismo ambiente de siempre. Necesitaba salir a matar una vez más, como en los viejos tiempos. Risas, alcohol, confesiones, intenciones, ilusiones...

Hacía mucho que no me lo pasaba tan bien una noche que no fuera "noche de concierto". No faltó nada. No cambiaría nada. Por fín una noche de fiesta por Santander en la que no vuelvo ni triste, ni decepcionada o enfadada.

Cruzo los dedos para que vuelva a haber más de estas. Volver a estar juntas, volver a partir la ciudad.


Cuenta atrás...:  c u a t r o  días


Si tienes valor reconoce tu deuda y adiós.
Si tienes valor me retiro un minuto en tu honor, has dejado de doler.

18 de noviembre de 2010

18.noviembre...

Dieciocho de noviembre, estamos ya a escasos días de mi cumpleaños, de la dichosa veintena que tanto pánico me produce. Si soy sincera no quiero entrar, me quedaría eternamente en los 19. Un año peculiar, con sus cosas buenas, no tan buenas y con algunas que recordaré toda la vida como fantásicas :)

El viernes pasado, como ya anuncié hice fiesta en casa, las cosas no salieron tan bien como hubiera querido, pero bueno... tampoco me quejo. Para la próxima vez no bebo tanto (frase tantas veces dicha) y... procuraré que las cosas acaben de tal modo que no me tenga que pegar el palizón limpiando a la mañana siguiente.








Las fotos, como de costumbre, no son muy allá y sólo hay de la primera parte de la noche. Más tarde llegó más gente, pero... hay ciertas horas a partir de las cuales es más complejo tomar documentos gráficos. Otra vez será...

Este fin de semana, bueno, este sábado, que en un principio va a ser el único día del fin de semana que salgo prometo no separarme de la cámara, que deseo tener fotos en condiciones de un fin de semana de una vez por todas. El plan para ese día aún está por ver, solo se que habrá reencuentro. Habrá fiesta en casa de Crys aprovechando que viene Alejandra a Santander. Reencuentro de palentinas en Cantabria. Hecharemos de menos a La, que hasta navidades no podremos tenerla delante nuestro, achucharla y estar con ella. ¿Qué me pondré el sábado? Buff... mi armario está muerto, hace demasiado que no voy de compras. Algo ingeniaré.

Por cierto... mención especial al nuevo disco de Miss Caffeina, "Imposibilidad del Fenómeno" que ya está a la venta. Sí... admito que yo aún no lo he comprado, pero que conste que no ha sido por falta de ganas. El martes, día en que salía, fui en su búsqueda y captura y por consiguiente acudí a las tres tiendas de discos que conocía aquí. Pues bien... dos de ellas no lo tenían y la tercera ya no existia. Cerrada. Así que no me queda más remedio que esperar a que mis padres, cuando vengan el sábado, me acerquen hasta el Corte Inglés y probar suerte allí (los horarios de los buses son demasiado malos como para arriesgarme a ir hasta allí, no es plan de tirarme una hora en la parada esperando...).


También he de reconocer que... aunque bueno, aún no esté en mi poder se puede encontrar en Spotify, por lo que he sido incapaz de contenerme y sí, ya lo escuche, varias veces. Totalmente recomendable. Un buen disco el que han hecho estos señores ;)

Mmm... que más contar, no se si se me olvida algo... ¡Bueno sí! Hay una cuenta atrás en marcha, "Pereza, 26.noviembre - Bilbao".

Cuenta atrás: 8 días (¡¡Tan solo ocho días!! Que ganísimas de que llegue ya).

Con esto os dejo por esta mañana, a ver si nuestro electricista "hombre lobo" se digna a aparecer pronto por casa y puedo empezar a comer.

Muáa Muáa

16 de noviembre de 2010

LOL - (Jueves 11-XI-2010)














Gracias a todas aquellas personas que hicieron de la que iba a ser en principio una noche solitaria en una ciudad desconocida fuese una gran noche. Increible bolo el de Love of Lesbian, no hacen falta más palabras para describirlo. Increibles personas también. Aunque fue breve la noche no se puede discutir que fue intensa.

Me despido hasta mañana, que ya va siendo hora de retirarme a dormir :)
Buenas noches.

13 de noviembre de 2010

esta vez de verdad...


Tendria varias cosas que contar de lo que viene siendo el fin de semana, pero... no os lo voy a negar, no me apetece en absoluto. El estar sola en casa hoy me está afectando... me está dejando demasiado tiempo para pensar en algunos temas a los que nunca gusta dar mayor importancia.

Me estoy cansando de la gente. Hay demasiada gente y muy pocas personas. Yo no soy precisamente lo que se dice una persona muy querida por la "sociedad", soy más bien bastante criticada por esas personas que se echan a temblar cuando hay algo que se sale del molde. Tengo a mis amigos, y como es sabido amigos de verdad hay pocos, son pocos los que se salvan de la criba final. Me siento una hipócrita entrando en mi tuenti y viendo que tengo más de 500 amigos allí. Tendría que hacer una limpieza un día de estos, borrar a gente con quien a día de hoy no tengo trato, gente con la  que me llevo mal, míticas personas que conoces de fin de semana y no te aportan más que un "amigo" nuevo en cualquier red social. ¡Todos fuera! Pero sí, pasa lo que pasa... no tengo huevos para hacerlo, por lo menos hoy no.


He llegado ya a un punto en el que la gente me da igual. Antes lo pasaba mal si oía que decían algo mío. Eran como pequeños alfileres que te van clavando. Ahora puedo decir que todo lo que digan la mayoría de las personas me es indiferente. Me voy a abstener de dar más valor de lo que tienen a palabras de gente que habla sin conocimiento de causa. Por hablar. Y es más... no me importa que se siga haciendo.

Sí, puedo ser una tía que está zumbada, mejor, ya está el mundo demasiado lleno de cuerdos. De gente que se mueve en masa. Hay demasiada gente corriente suelta, y eso no mola. Las personas ya no tienen originalidad, se critica lo que no se está habituado a ver. Se hace lo que se está acostumbrado a hacer. ¡Que coño! ¡Salte del camino alguna vez! No puedes seguir toda la vida dejandote llevar por la corriente, crea tus propias sendas. Haz que seas tú el que vives tu propia vida y no la sociedad.

Puede ser que muchas de las cosas que haga estén mal vistas. Pero yo las disfruto, y os puedo asegurar que no las cambiaría por nada. No voy a cambiar mis gustos, mi forma de ser para que la gente deje de hablar mal de mi... ¡que les den a todos por culo! Así de claro. Que haya alguien que se atreva a echarme cualquier cosa en cara. Porque ya han sido muchos los años en los que me he quedado callada y he puesto la otra mejilla. Porque ya me cansé. Voy a ir con la cabeza bien alta por la calle porque no tengo nada de lo que me tendría que avergonzar.

No se que harán los demás, pero yo voy a vivir mi vida.
¡Que más da el "qué dirán"!

10 de noviembre de 2010

Preparando el Fin de Semana.


Lo hice... lo acabo de hacer... mañana me iré sola, de locura, a Bilbao, al bolo de Love of Lesbian. Ya tengo los billetes de bus y la entrada comprados. No se que será de mi esa noche... solo espero q el final no sea muy trágico. Buscaré el lugar del concierto, me tomaré unas cervezas mientras disfruto de los temas de LOL y... después haré tiempo, aún no se cómo, hasta la 1.45 que será cuando coja el bus de vuelta. En torno a las tres estaré de regreso en Santander para irme a la cama y descansar para... ¡La fiesta del Sábado!

¡El ambiente de Grease empezará a llegar a esta casa a eso de las 7! Para tener una magnífica fiesta preparada a las 9, que será cuando llegará la gente. Comida, bebida, música, gente... Como creo que ya comenté las mallas, camisetas negras ajustadas, labios rojos, tacones y pitils manchados de carmín reinarán entre las chicas, mientras que los chicos habrían de aparecer cual John Travolta, tupé, calcetines blancos y un peine siempre en el bolsillo, jajaja. ¡me emociona el pensar en esta fiesta! A ver si todo sale bien ;)


Y bien... de estos días habría que mencionar alguna que otra cosa... las fotos que en teoría tenía del viernes no han visto la luz... solo hay una publicada de todas las que sacaron en las que salía. Una lástima... me hubiera gustado ver las demás... ¡Aquí os la dejo! ;)



Y bueno... hay alguna noticia más en lo que llevamos de semana, pero ya las contaré en otro momento, que ahora estoy a falta de inspiración... Y... hay cosas muy largas, jajaja.

Buenas noches ;)

Muáa Muáa

7 de noviembre de 2010

demasiadas cosas por hacer...


Jana & Ana. Fotos previas a la salida del viernes noche.


Y sí, pensaba comentar lo deprimente que llegó a ser mi noche del Viernes con más detenimiento, pero... he llegado a un punto que creo que es perfectamente omitible. ¿Por qué rememorar las tristezas de aquella noche? Suficiente haberlas vivido una vez como para recordarlas detalladamente de nuevo.

Una cosa sí... no voy a permitir que el resto de fines de semana sean tan catastróficos. No voy a consentirme el volver a casa de mañana en taxi y con todo el Rimmel corrido mientras el taxista me da cleenex y me consuela. Yo no lloro. Me pillaría un mal día. Sólo eso.

En el próximo fin de semana tengo esperanzas puestas. Aún no se si iré el jueves al bolo de Love of Lesbian en Bilbao. Confío en saberlo dentro de poco (y espero que no se hayan agotado las entradas). Y... el jueves ya se sabe... fiesta temática en casa. Tendré que comprar alguna cosilla para ambientar, elegir la música y demás. "Grease" estará de vuelta en casa esa noche. El atuendo a llevar para nada será complicado, será tan simple como unas mallas negras, camiseta de tirantes negra ajustada, taconazos, chupa de cuero y a correr. Esa noche habrá que ser una "Femme Fatal", jajaja, no quiero hacer de Sandy en sus tiempos de mojigata, creo que ese papel ya lo tuve este fin de semana, y ahora toca la evolución... Seeh... ¡lo veo!

En fin... voy a proseguir con mi estudio de la maravillosa asignatura de D. Internacional, que el examen es mañana y aún me quedan varias cosas por estudiar. ¡Que asco! Si es que no tendría que haber salido el fin de semana...

Tengan un buen comienzo de semana, y... abriguense que vuelve la lluvia y bajan las temperaturas... u.u'

Muáa Muáa