28 de agosto de 2011

"Cómo ser irresistible para los hombres"

El otro día, vagando -para variar- por la red, me topé con el anuncio de un tal Christian Sander, escritor alemán del best-seller "¿Cómo ganarme el corazón de un hombre?", el cual, es más que obvio que es una especie de libro de auto-ayuda sobre como han de actuar las mujeres para tener éxito entre la población masculina.

Fue la profunda curiosidad, unida al extremo aburrimiento que estoy padeciendo estos días, lo  que hizo que me aventurara a pedir una guía a modo informativo de lo que podemos encontrarnos en el libro. A día de hoy tengo una guía gratuita de "Cómo ser irresistible para los hombres" y un correo cada dos días explicándome más acerca de los gustos y preferencias de esos seres tan desconocidos con los que convivimos.

La verdad es que me había dicho que leería la guía para poder opinar con conocimiento, pero no he hecho más que mirarla un poco por encima, saltándome las opiniones de aquellas mujeres que afirman que dicho libro les cambió la vida y desde entonces en el ámbito del corazón las va sobre ruedas y han tomado otro rumbo totalmente diferente. Lo que si leo, sin embargo, son los e-mails, que sirven para amenizarme por unos instantes la mañana (sí, lo reconozco, me resultan graciosos).

La guía afirma: "hay unos cuantos botones invisibles en la psicología de los hombres que en cuanto aprenda a pulsarlos, tendrás de inmediato una atracción magnética sobre los hombres. Así, cualquier hombre te verá como una mujer totalmente especial". Me río, pero prosigo. ¿Estamos presuponiendo que todos los hombres sois clónicos y por consiguiente no hace falta más que algún pequeño truquillo para meterse a todos los señores que se cruzan en tu camino en el bolsillo?

Y bien, de entre las cosas que he visto me ha llamado la atención la que afirma ser la "fórmula mágica" que hace que una simple mujer se vuelva la "mujer ideal". Esta "fórmula mágica" consiste en compaginar cuatro cualidades: ser independiente, sexy, cariñosa y tener sentido del humor. ¿Qué se pretende con esto? Se indica en otra parte de la guía que uno de los diez errores más grandes cometidos por las mujeres en una relación es "fingir y no comportarse como realmente se es", es decir, que se busca la autenticidad. Pero yo procuro ponerme en la situación de algunas personas que puedan estar leyendo esto, yo si estoy totalmente segura de mi misma, si tengo confianza, autoestima y no me va mal, no creo que varíe mi forma de comportarme. Pero... si por el contrario estás en una situación de desesperación máxima haces lo indecible por procurar salir del bache y si te dan los "ingredientes" de la pócima vas a procurar ponerte manos a la obra y ceñirte a ellos. Aunque no seas así. De primeras no sé si realmente el fingir que eres independiente o que tienes sentido del humor puede dar el pego y funcionar, y en caso de que funcione que consigas la atención de tu hombre deseado, si no eres así que se supone ¿Qué tienes que pasarte toda una vida fingiendo? Yo creo que nunca he tenido sentido del humor a lo largo de mi vida, y lo siento, pero no estoy dispuesta a aprenderme chistes (los cuales no sabría contar), hacer bromas o prepararme comentarios graciosos para soltarlos en una conversación. Lo siento hombres del mundo, creo que soy un caso perdido, tanto yo como mi sentido del humor.

Puede que lo que le resulte "sexy" a un hombre le parezca todo lo contrario a otro distinto. Ya se sabe, que sobre gustos no hay nada escrito. También puede ocurrir que haya quien en vez de buscar una mujer independiente, le gusten las mujeres dependientes, de esas que se quedan bien amarraditas y si las sueltas para que anden un rato solas parece que se caen.

Yo no soy la más indicada para dar consejos en el ámbito del corazón, porque los que me conocéis ya sabéis, que aquí ando más sola que la una, sin ningún señor a mi lado ni tan siquiera alguien dispuesto a ello. Pero sólo diré una cosa, en teoría, lo que creo que nos llama la atención si, es lo distinto, y en el fondo todas las personas creo que tenemos algo de distinto, pero hoy día parece que a mucha gente le ha dado por ocultarlo para camuflarse más en la corriente y no llamar mucho la atención. Por esa estúpida moda de querer ser uno más en la riada. Así que yo diría que cada una sea como realmente es, que no trate de camuflarse o de fingir para captar la atención de un hombre. Tarde o temprano aparecerá alguien que nos quiera por lo que somos, y eso es lo bonito. Querámonos y cuidémonos,  algo fundamental, ya se dice: "si no te empiezas queriendo tu misma, ¿quién lo va a hacer si no?"

En fin, lo único que saco en claro de esto es que yo no tendré ni puta idea del amor ni de las relaciones, pero con lo vivido hasta ahora creo que sí que estaría capacitada al menos para escribir sobre "las cosas que NO se deben hacer si pretendes conquistar a un hombre", meteduras de pata dignas de mención muchas de ellas.

Mucha suerte a todo el mundo que ande en busca o a la espera de que llegue el amor. Sin prisa. Y lo dicho... que a mi eso de los libros de auto-ayuda no me acaban de convencer, pero mejor no digo nada, no vaya a ser que en unos años tenga que recurrir a alguno. El instinto, aunque haya mucha gente que parezca que cada vez lo tiene más atrofiado, es la mejor guía que existe y la que mejor te puede marcar el camino.

2 comentarios:

mujeres del siglo XXI dijo...

Interesante me gusto mucho , tienes toda razón todos esos libros de ayudan solo hacen que las mujeres resulten atractivas gusten a los hombre, pero y nosotras que acaso debemos depender de los varones queramos como somos , estoy empezando a serlo :) gracias me has alegrado la noches

Anónimo dijo...

Pues elamor empieza en casa y es queriendonos a nosotras mismas, hay que hacer feliz a la persona mas importante del mundo: Uno mismo, y no es ser egocentrico eS AMOR PROPIO.