26 de diciembre de 2010

2010

Quería escribir algo bonito. Algo que reflejase como fue mi 2010. Llevo abriendo 5 veces esta dichosa ventanita y no consigo escribir nada que me guste. No se por donde empezar, a quien mencionar y el que mencionar, como hacerlo... no tengo ni idea. Lo veía fácil, pero me estoy dando cuenta de que no. Para nada. Es demasiado complicado resumir todo un año en una mera entrada de blog, y más aún resumir este año. El año en que la realidad a llegado a superar la ficción, sin lugar a dudas. El año que siempre recordaré por haber sido especial, por haber conocido gente especial, por haber vivido momentos especiales, para el recuerdo, así es, todos esos acontecimientos siempre estarán en mi cabeza, para echar mano de ellos cuando más lo necesite.

Todo el mundo me ha dicho que no tenga miedo a que acabe este año, que puede que haya años mejores aún por venir, pero no puedo evitar algo de nostalgia al ver que esto se acaba, algo de miedo por si nada de lo vivido vuelve a repetirse.

Si he de calificar este año con algún adjetivo creo que es obvio cual sería, "musical", sin lugar a dudas. Desde febrero hasta hoy. A sido gratificante encontrar algo con lo que pueda emocionarme, es bonito que la música haya llegado a transmitirme tanto este año. Yo que no sentía me pongo como un flan al escuchar ciertas canciones, ciertas voces, ciertas frases.

Gracias a Sidonie y todo el equipo que hay detrás, porque fue por ellos por los que me empezó a gustar esto.
A Marc. A Jesús. A Axel. A Vicen. A Baldo. A Leo. A Gonzo.
A las terrazas con vistas al mar.
A las comparaciones con Penny Lane.
A su furgo, con "Beautiful Ones" de Suede sonando en Valladolid.
Al reencuentro veraniego en Santander nuevamente.
A la pulserita de "artista" que alguien me preparó.
A las lagunas de esa noche.
Al Fin de Gira en Madrid.
Al hotel eMe.
A las conversaciones de las que se aprende tanto y que son difíciles de encontrar.

Gracias a Quique González y a todos los grandes músicos que le acompañan.
A que por lo visto también veis desde el escenario.
A su gran hospitalidad.
A su tranquilidad caracerística y voz pausada.
A su reencuentro meses después en Santander en otro bolo.

Gracias a Delorean, grandes tipos también.
A sus peculiaridades.
A Ekhí y a sus consejos sobre el futuro en una furgoneta.
A su amabilidad y compañía la noche del 23.Julio.

Gracias a Pereza.
A los tíos de Manolo, a esos señores si que les estaré eternamente agradecidos.
A Manolito y su amabilidad y buena memoria.
A Luismi y a sus dotes de anfitrión.
A Roberto y sus "eii ¿qué tal?" aunq no se acuerde de  mi nombre.
A Tuli, sus cafés a las 4 de la mañana, a sus cumplidos y a sus fotos con el movil.
A Cesar, con estos señores o en solitario, y a sus canciones que tocan muy dentro.
A Leiva y sus ingeniosos comentarios, jajaja.
A Rubén Pozo Prats, a su atención y a algún que otro consejo.
A los fabulosos trayectos en su furgo.
A Jorge. A Ramses. A Paco. A los chicos del merchandaising (nunca aprendere como se escribe esto).
A las fiestas de despues y magníficos backstages.
A Santander, al Rubicon y al Bahía; y a Bilbao.
Gracias por haberme dado el mejor de los cumpleaños que me podía imaginar.
Pero eso sí... sin dejar que me elevase demasiado. siempre toca una de cal y otra de arena.

Gracias a 84.
A Jaime. A Mon. A Beris. Y también a Chema y a Nacho a los que conocí en Santander.
A alguna conversación interesante podría decirse.
A aclararme, inconscientemente, algunas cosas.

Gracias a Sidecars.
A Juancho y a Manu por apiadarse de mis manos inexpertas y liarme un par de pitis, jajaja. A Ruly. A Gerbass. A Matías.
A los chupitos de aquella noche.
A Valladolid.

Gracias a The Dandy Warhols. A Dorian. A la Habitación Roja. A Supersubmarina. A 45 grados. A Love of Lesbian...

Son todos estos grupos los que me habeis marcado un poquito el año. Algunos más que otros. Algunas personas más que otras. Algunas noches y algunas conversaciones más que otras. Pero todos tienen un huequecito al fin y al cabo. Porque con vosotros he aprendido, habeis sido capaces de llegarme a dejar con la boca abierta, fascinación podría ser. Porque algunos me habeis escuchado, y mucho. Porque algunas frases que me habeis dicho las recordaré, no sabría si decir para siempre, pero si durante mucho tiempo. Me habeis tocado capullos, algunos más que otros y se va a echar mucho de menos.

Dar las gracias también por este año a Cristina, a Alejandra y a Laura. Que han estado ahí casi casi desde el principio de los tiempos, al igual que Mónica, Josemari (lo que le debo a este hombre) y Esther. También mencionar a Jana, María e Irene, Santander no sería lo mismo sin vosotras. Todas estas personas me conoceis, y sabeis mucho, y me aconsejais, y lo adoro, aunq no muchas veces haga el caso necesario y opte por seguir saliéndome del camino. A Barby, que fue con ella con la que empezó todo, mi primera compañía conciertil, la estaré eternísimamente agradecida. A Caco... por tragarse todas mis ralladas mentales, una tras otra, durante todo el año; se que en ocasiones puedo llegar a ser muy pesada, pero... gracias por haberme escuchado. A Mario... por ser mi asesor musical y porque siempre ha sido una de las primeras personas en las que he pensado cuando me sucedía "algo fuera de lo habitual", llamémoslo así. Gracias a Dieguito, jajaja, que algo creo que me comprende, aunque las perspectivas son muy distintas. Luisa... ¡gracias! aunque a veces la odie por sus broncas o por hacerme sentir mal, jajaja, pero ella siempre ahí procurando que los pies no se me levanten demasiado del suelo. Gracias también a gente nueva que he conocido este año, a Paula y a Andrea, que nos unió la música, al igual que pasó con Tamara, con quien poco a poco fui hablando más y más y también me ayuda a mantener los pies en su sitio. Y como olvidarme de Lau, que sería de las noches sin ella, jajaja, otro rollo, y joder!! (propósito de año nuevo ser felices, sí o sí) que ya son demasiadas noches melancólicas, nostálgicas o tristes.

Gracias a Ramón, por todo lo que me dió. Gracias a "ÉL" por haber tenido también lugar en este año con un beso en los baños de chicas del Seventy Seven. Gracias a R. (hay demasiadas erres en mi vida, ahora que me doy cuenta) por haber logrado lo que nadie había conseguido, sacarme al anterior de la cabeza, a ver quien es ahora el que te saca a ti lindo... ¬¬'

Mencionar también a las noches turbias, muy frecuentes en mi vida. Los días de llorar. La banda sonora de los días tristes con Zahara y con Rebeca Jimenez sonando. Los videos de chinos no podían pasar tampoco sin pena ni gloria por aquí, jajaja. Especial mención a las habitaciones de hotel, a los abrazos matutinos, a las caras bonitas y a los besos... a los besos mágicos, ¡que coño! de esos que te hacen volar y fantasear en la posterioridad.

Os dedico a todos un amor desmedido, porque... querais que no, tanto personas como momentos me han marcado, quien sabe si para bien o para mal. Toquemos madera para que haya más años como este.

Muchas cosas aún en el tintero, pero siempre en el recuerdo.

3 comentarios:

*0.O* JaS *O.0* dijo...

1besín Princesita!! :)

Mireia dijo...

Te ha quedado muy bonita esta entrada! Todos los grupos que nombras son enormes, que viva la música, coño! ;)

Aneiya dijo...

La música une todo :)
Me ha gustado mucho, mucho, mucho