24 de agosto de 2010

bichos

Esta mañana al despertarme me percaté de que tenía los brazos llenos de picaduras...

¡Dichosa sangre dulce que atrae a los mosquitos...! No se como lo hago pero todos los "bichos" me acaban marcando de una u otra forma...

1 comentario:

Nata dijo...

El otro día entró una polilla al ático, estuve intentando matarla más de una hora, era la polilla inmortal, pero al final conseguí aplastarla jaja. Odio mucho a los insectos...!

Muá