3 de septiembre de 2010

02.septiembre - ¡San Antolín!

Como empezar a relatar el día de ayer... diré que días tan completos ha habido pocos últimamente. ¡Lo echaba mucho de menos! Madrugé, como es de esperar el día de un examen, pero... no precisamente para repasar, me duché, me vestí, preparé libros, estuche y demás y nos fuimos camino para Santander. En el coche Sí que pensaba repasar, pero... el sueño se apoderó de mí y me acabé durmiendo. Desayunamos al llegar y... al rato fui a la facultad.

Piso -2, ¡que recuerdos!  He de reconocer que me alegré de volver a estar allí, de echar un piti tranquila en las escaleras y mirar a la gente. Se iba aproximando la hora, y toda la gente estaba igual, yo diría que más que nerviosos estábamos desencantados ¡que fuese ya lo que Dios quiera! No sabría muy bien deciros como me fue el examen, no ha sido el examen más brillante que he hecho en mi vida (ni por asomo) pero tampoco ha sido el peor (o eso creo). Así que en vez de hacer ningún tipo de valoración prefiero callarme y esperar a que llegue la nota. Por lo menos ya está hecho, si hay suerte mejor que mejor, pero sino... tampoco se acaba el mundo.

Al acabar el examen y trás los míticos pitis y comentarios post-examen había quedado con unas amigas. ¡Que ganas tenía de verlas! :) Fuimos a tomar algo a una terracita al lado de la playa, al restaurante balneario que está sobre la BNS (para los que conozcais Santander). Me encantó estar allí, hablar, desahogarme y... rememorar hazañas (que a Irene la tenía desinformada).
Ire y yo

Barby y Silvia

Y bueno, después de estar tomando algo y demás me fui a comer con mi padre. No tenía hambre y estaba muy cansada, así que procuré que volviésemos para casa lo antes posible. Y sí... ocurrió lo que podeis preveer, me volví a quedar dormida todo el viaje. Tengo un descontrol en lo que a horas de sueño se refiere alucinante. Y bueno, como cuando estoy profúndamente dormida no me entero de nada de lo que sucede a mi alrededor no me percaté hasta llegar a casa de las tantísimas llamadas perdidas y mensajes que había recibido... "No Problem!" Todo solucionado al instante, un par de llamadas, planes para la noche y... pitando para la ducha que ya llegaba tarde.

No sabía que ponerme, no podía ponerme vestidos ni similares porque ibamos a ir a la feria y después era muy probable que acabásemos sentados en el suelo, colores claros tampoco por los mismos motivos, así que... hasta que no vaya de compras de una vez por todas y me entere de lo que se lleva ahora echo mano de cosas pasadas. Estrené la cazadora de cuero, eso sí, y no me vino nada mal, porque de vuelta a casa si que acabó haciendo frío.

De la feria que contar... no es que sea muy fan de ir a esos sitios, pero... una vez al año no hace daño. Había bastante gente (para ser lo que es Palencia), pero... mucha de esa gente también podría decirse que era un poco extraña, jajaja. No nos montamos en nada, unos amigos en los coches de choque, pero ya... yo personalmente no me fío demasiado de las atracciones de feria, me dan... no se, un poco de miedo. Empezamos el recorrido de la misma con un chato de vino (no sabía que supiese tan mal) y luego de ruta por ahí continuamos.

Con los chatos de vino al llegar (no sabía que estuviesen tan malos :S)

Mojito de ferias, no sabía mal ;)


Peluches conseguidos en la feria
Después de la feria, puesto que ya eran las 11 y... aún no habíamos cenado... ¡que mejor que ir a por unas tapas! Así que fuimos hacia las casetas, primero a las del salón, y después... una vez que llego Laura fuimos con ella a otras, que a la niña a pesar de haber llegado tarde la apetecía cenar, jajaja. Yo con la primera ya tuve suficiente, así que... en la segunda caseta  a la que fuimos me limité a beber lambrusco, jajaja.

De tapas en el Salón.

De brindis ;)

Dentro de una de las casetas

Con los que trabajaban allí dentro.


A la llegada de Laura... 



Y bueno, después de estar de tapas había que ir a las Huertas, parada obligada y muy deseada. Pequeño problema... no teníamos alcohol, pero... ¡hay soluciones para todo! Compramos algo de beber en un bar cercano y... nos lo llevamos como quien no quiere la cosa. Allí... pues había mucha gente, aunque yo diría que otros años había más caras conocidas. Ahora desconozco a la mayor parte de las nuevas generaciones. Siempre encuentras a gente, pero... no es lo mismo que otros años.

Había concierto de Fondo Flamenco encima... así que... pueden echar a volar la imaginación y tratar de hacer una imagen mental de la gente que había por allí. No lo voy a negar... se me pasó por la cabeza la idea de pasar al backstage, pero... por lo visto se habían ido y... me lo estaba pasando demasiado bien hablando con el de seguridad y con otro chico que había por allí. Después apareció Dieguito y estuve un rato con él, que había ido a ver el concierto. Aiiis... como se puede atentar de esa manera contra la música... perodonenme a los que les gusten, pero es que a mi, personalmente, no me llaman lo más mínimo. Y uno que salí de por ahí, que en teoría era el que tocaba el piano... tela... prefiero no decir a quien me recordó. No se si tendrá mucha idea de tocar el piano, pero de culturilla músical... poco por lo que se ve. ¡Muy triste!

Había una chica por allí que se había currado un librito de puta madre con fotos de los chicos estos y tal... estaba genial la verdad, pero vamos... que el contenido era mejorable, solo bastaba con haber cambiado el grupo de música al que se lo dedicaban. ¡Simple no! Bueno... a la hora de hablar de las fans que por allí había... ¡que decir! ¡Que porte! ¡Que elegancia! Morenikash Reshulonash llenas de piercings y gritando con esa voz tan melodiósa que tenían (de camionero) que querían ver a los susodichos. Grima daba solo escucharlas. No me extraña que viendo el panorama que tenían hay fuera saliesen espantados. Es que... era surreal, había una chica en concreto que ví que... creo que era lo menos glamuroso que ví en toda la noche. También se acercaron míticas niñitas monas tratando de pasar que eran más finas, pero nada, no hubo suerte.

Después de ver este panorama creo que nunca me voy a hacer fan de un grupo de flamenco (o amago de grupo de lo que sea). Prefiero el rollo...

"sexo, drogas y rock & roll"

Perdónenme ud. si les gusta el grupo en cuestión o... ese estilo. Pero es que me quedé tan súmamente sorprendida que... aún no he logrado sacármelo de la cabeza.

Tras esto... dejo una foto con mi querídísimo Dieguito y un amigo suyo ya al final de la noche.


Tras esto... fuimos tirando ya para casa... el cansancio y que hoy en teoría tengo que volver de nuevo al mundo estudiantil. Un examen más el día 11 y seré libre. De camino para casa... charla interesante con Josemarii :) ¡como me encanta que me escuche! A veces tengo la impresión de que es el único que lo hace, jajaja. Y sabes que te digo... que si, que estaré encochadísima y todo eso que tu dices, pero... ¡me hace tan feliz todo esto! También se que es algo que no merece la pena, que es muy absurda la sutuación... ¡pero cuantas cosas absurdas hay en esta vida!

Aiiiis... ¡lo adoro! jajajaja.

Con esto os dejo, que en nada me va a tocar ir a comer ;) & por la tarde a estudiar.

Necesitaba una noche como la de ayer, mucho mucho mucho.

Muáa Muáa

1 comentario:

Lovely Style dijo...

Hola!!^^mi examen salio bien...si no hay sorpresas creo que está aprobado,ánimo con el del dia 11!un beso guapa!!