20 de enero de 2011

popurrí de sensaciones

Me llevo viendo varias noches buscando respuestas en el fondo de algún vaso.  Fumándome la soledad envuelta en papel de liar. Escuchando canciones nuevas. Evitando otras que me hagan pensar demasiado. Llevo maquillando la realidad demasiado tiempo, pintándola siempre una bonita sonrisa roja. Mis tonterías y estupideces son las mismas, las  de siempre, pero en un contexto más interesante. Sigo dando demasiado valor (el que creo que tiene) a los "te quiero", apenas recuerdo ya cuando fue la última vez que uno salió de mis labios (y de mi corazón). He aprendido a dormir en el medio de una cama para dos para que la ausencia de otro cuerpo a mi lado no se haga tan dura. He retomado antiguos hábitos que creía perdidos, vuelve a haber libros sobre mi mesilla de noche. Hay a quien le ha dado por visitarme continuamente en sueños. Sigo echando de menos el pasear con alguien de la mano, que me abrace por detrás y que me empotre contra algún rincón con tanta pasión como si no hubiera mañana, como si no hubiera más gente en ese momento, en ese lugar. Aún espero visitas que no se si algún día llegarán. Me faltan miradas de complicidad, gestos sin significado para ojos ajenos. Me falta alguien... y no se dónde estará. No se dónde puedo encontrarlo.

a.

2 comentarios:

Saraiba dijo...

Que bonito!! A veces si se necesita una persona con la que compartir tristezas y alegrias. Seguro que pronto aparece alguien especial :)

Butterflied dijo...

No sabes cómo te entiendo.