1 de junio de 2011

"Libertad de disposición"

Me declaro incondicional de dormir al lado derecho de la cama. Fan del carmín en los labios. De marcar copas, cuellos, labios, camisas y camisetas. De los zapatos de tacón. De las noches de concierto. De mañanas bajo el edredón.

Enganchada a lo insano, al tabaco, al alcohol. Pro sexo sin amor. A escribir por los apuntes los nombres de algún señor. Fiel a la lista, orgullosa de su precisión. Una estrella en la muñeca; un piercing en el pezón; besos en una esquina; escribir palabras en su torso con rotulador; masaje previo a un revolcón; tres en una cama de dos; una brújula que señala al norte y "hacia lo que quiero yo"; el que baja de la furgoneta para volver a decir adiós.

Fan del día a día. Orgullosa de lo que ya sucedió. Aficionada a mirar hacia el futuro, a escribirles versos sin canción. A escuchar canciones suyas. A bajar en mi estación. A pisar el suelo firme, a evitar la elevación.

Hablo más de lo debido. Eso es algo que ya sé yo, pero son retazos de mi vida, por consiguiente... "libertad de disposición".

2 comentarios:

Schmetterling! dijo...

Wa, me encanta.
Es genial!
Muáá

Butterflied dijo...

Piercing en el pezón. *_*