24 de febrero de 2012

Polvo y Carmín.

¿Cuáles son tus sueños? ¿Cómo prefieres que te haga el amor? Latidos acompasados sobre el edredón. Polvo y carmín. Espejo y cristal. Vivir por vivir. Caída en picado. Morir.


Quiero que quieras más. Vuelve a decir "que estemos solo los dos". Me aprietas las costillas, te dejo que busques mi corazón y  despiertes los sentimientos que desde hace tiempo me esfuerzo por dormir. Que derrumbes la muralla que procuro levantar para evitar sentir.


Oculto bien el miedo. Soy consciente de que un primer encuentro también puede ser el final. Ya no me sorprende. Lo que me sorprendería es que me volviese a llamar. Temo que las cosas salgan mal, al igual que temo que las cosas salgan bien y no sepa como actuar. He ensayado demasiados comienzos, pero según avanza la trama todo se empieza a difuminar, no recuerdo bien que es lo que tengo que hacer, no sé lo que te puede gustar o que haría que fuese algo especial. 



A veces pierdo la cabeza y llega el descontrol. No veo los límites que me hagan actuar con un poco de razón. Al día siguiente lo pienso, nadie va a querer a alguien como yo.



Las victorias nunca pasan por mi lado, las promesas y las dudas en el mismo trago. Necesito acertar aunque sea un rato.

2 comentarios:

Ele dijo...

Acabas de dejar patente lo que yo no era capaz de expresar fuera de mi cabeza ;)

Ana dijo...

¡Ay! ¿Cuándo llegarán los buenos tiempos, sin comeduras de cabeza, para nosotras, señorita? Habrá que seguir esperando... :)