18 de agosto de 2010

La primera vez que la música me hizo llorar.

Echando la vista atras, recuperando de armarios y cajones recuerdos, creo que me voy a decidir por escribir esta entrada. Dedicada al primer grupo de música que me enloqueció hasta hacerma llorar. El primer grupo que me absorbió por completo e hizo que todo mi día a día girase en torno a ellos. Es probable que no les conozcais, o que no os gustasen o... cualquier cosa. Pero yo les recuerdo, a ellos tres, juntos, con gran dulzura. Ellos fueron Busted.


Estos eran ellos, de izquierda a derecha, Charlie Simpson, Matt Jay y James Bourne. Fue en el año 2003 cuando les escuché por primera vez, en la radio, si no recuerdo mal con la canción "Crashed The Wedding", no les dí mucha importancia al principio, hasta que caí en que no me podía sacar la dichosa canción en la cabeza. Me dió por indagar por internet, foros y todo eso y poco a poco fui conociéndolos un poquito más. Leía con emoción todas y cada una de las noticias que salían sobre ellos. Soñaba con poder llegar a conocerles algún día. Mis agendas de clase estaban repletas de fotos suyas, de sus nombres, de las fechas de sus conciertos de la gira inglesa incluso.



Hicieron su primer viaje a España promocionando su segundo disco, que era el primero que se daba a conocer en España (A present for Everyone), los días 18, 19 y 20 de abril del 2004. Obviamente mis padres no me dejaron ir a verlos. Tenía apuntadas en la agenda la hora de llegada al aeropuerto y todo lo que se suponía que iban a hacer esos días. Quería planear algo para convencer a mis padres, pero mi tactica de estar muy triste y darles pena no funcionó en absoluto. "¡Otra vez será!" me dijeron, y no hubo más que pudiese hacer con 13 años aún.

Había noticias de que ese mismo año volviesen para dar algún concierto por España. ¡Estaba tan emocionada! Y... me habían dicho mis padres que si que me dejarían ir si había en Madrid. El verano del curso 2003/2004 fue el primer verano que viajé al extranjero, fui a un pueblecito cerca de Londres, iba esperanzada con poder verles allí o encontrarmelos por la calle, jajaja, ¡ilusiones de aquellas edades! Recuerdo que me compré todas las revistas que trajesen lo más mínimo sobre ellos. Artículos, posters, entrevistas... Lo que fuera. También volví con su libro oficial y alguna cosilla más.

Al volver a casa, a finales de julio mi habitación estaba empapelada por completo por posters de ellos, con alguno intercalado de Orlando Bloom tambien, jajaja, mi otro "gran amor del momento".


Iba a empezar dentro de poco el curso ya, y que mejor noticia que la publicación de las fechas para los conciertos que darían, 12 y 13 de septiembre en Madrid y Barcelona respectivamente. Saltaba de la alegría. Tenía unas ganas locas de poder ir a verlos y cantar todas aquellas canciones en inglés que me había aprendido de escucharlas una y otra vez, todos los días, durante horas. Pero... las cosas no fueron como había imaginado. Había un pequeño detalle del que no me había percatado. Había una edad mínima para acceder al recinto, para poder ir al concierto. Esa edad era de 16 años, y yo aún no había cumplido ni los 14. Cuando me enteré me cogí una rabieta increible. Mi madre flipaba. Trataba de consolarme y de animarme diciéndome que ya volverían otra vez cuando tuviese la edad.

Ese día... ese día nunca llegó. Llegó antes la noticia de la disolución del grupo, en enero del 2005. Al leerlo, al leer las declaraciones, que decían que Charlie se iba para centrarse fundamentalmente en el grupo Fightstar, del que era vocalista. Lamenté durante días, incluso meses esa separación. No podía evitar llorar al pensar que no habría un próximo disco, un concierto al que pudiese ir. En esos momentos se habían convertido en algo fundamental para mí, puede sonar estúpido pero así fue. Me rompieron tal cual.

Esperanzada les seguí escuchando sus respectivas banda, James había formado un grupo llamado Son of Dork, pero que nunca llegó a triunfar. Mentiría si dijese que estos nuevos grupos me gustaron. No era así, no me llamaban para nada. Los escuchaba por recordar que en cada uno de ellos había un pedacito de lo que un día fue Busted.

Dejándolas de lado comencé a escuchar a Simple Plan, Good Charlotte, Blink, My Chemical Romance y grupos similares. Pero la admiración que sentía por ellos no era comparable. Me gustaban, pero eso era todo. Grupos que me gustaba como sonaban y a los que nunca pude ver en concierto tampoco. Puede que por los escasos conciertos en nuestro pais o por la falta de empeño demostrada ante mis padres por conseguirlo.

Hubo un vacío musical en mi vida. Escuchaba muchos grupos, dispares. Punk, Pop, Rock, alguna canción de Reggeton (o como se escriba) también se colo en mi iPod, música clásica, grupos españoles. Pero sin más.

Gracias a Dios ya puedo volver a decir que ese vacio está lleno, de hace algún año hasta ahora. Vuelvo a saber lo que es escuchar una canción y que te entren escalofríos, vuelvo a sonreir al ver noticias o al escuchar que mencionan algún grupo que me gusta. Vuelvo a aprenderme canciones de tanto escucharlas. Disfruto como una niña pequeña cuando estoy en un bar y me ponen esa canción que tan bien me se y que tantas veces he escuchado. Y por fin se lo que es ir a conciertos de los grupos que te gustan. También se lo que es hablar con aquellas personas que admiras, con las que tantísimas veces habías imaginado encontrarte. Amo todas esas sensaciones, las antiguas y las nuevas. Ver un videoclip y decir "yo les conozco, hubo un día en que nos conocimos...". Me encanta. Me fascina. No lo puedo negar. Y quiero que esto no acabe nunca. Quiero que todo siga yendo como hasta ahora. Poco a poco pero con buena letra.

Gracias a todos aquellos que con su música han contribuido a hacerme soñar. Gracias por todas y cada una de las cosas que he aprendido, que me habeis aportado.

2 comentarios:

PepitoZamora dijo...

Posiblemente nunca volviera a tararear "Crash the wedding" o "Ticket outta loserville" en mi cabeza de no llegar a ser por esta entrada. Que grande era la Mtv por aquel entonces!

nuSitaaa dijo...

no me lo estoy creyendo anita jajajaja estaba mirando tu blog y llegue hasta aqui!! me encanta esta entrada, me encantaba busted..no pude llorar ni nada cuando se separaron jajajajaj era una puta friki, me compraba todo lo que salia de ellos...bfff que recuerdos, madre miaaa!! algun dia que te vea te lo recordaree ajjajaja