21 de julio de 2011

Blanco nuclear.

"El grito silencioso del que quiere darse a entender sin hablar. La vida que no da treguas. Los sueños imposibles. Los lamentos, tus crímenes. La historia, mi pasado."

Brindemos, hoy por ti. Sin rencores, pero si con una pizca de dolor. De ese que te encharca la mirada y te provoca un nudo en la garganta.

Que seas muy feliz, desde la distancia. Diciéndoselo al aire, diciéndoselo a todos pero sin decirlo a nadie. Al menos tanto como tu me hiciste serlo a mi.

Que sigas adelante, por mucho más tiempo. Que sigas teniendo historias que contar, que conserves esa habilidad para escuchar. Que continúes con esa capacidad para hacernos soñar.

Que difícil expresar procurando a la vez no hablar de más. No soy de pluma fácil: escribo, tacho, releo, corrijo... Siempre mantendré con las letras esa cuenta pendiente. No obstante, aunque sea con otro intento fallido, sigo procurándolo.

Gracias por ser especial. Gracias por lograr lo que ningún otro había sido capaz. Gracias por hacerme parte, aunque fuese de una manera tan sumamente efímera, de la historia. Gracias por haberme dicho aquel día algo así como "tú lo puedes lograr".

a.

3 comentarios:

Mel dijo...

Me gusta mucho lo que escribes :)
Un beso!

don vito andolina dijo...

Hola, bellas letras van desnudando este precioso blog, si te va la palabra elegida, la poesía, te invito a mi casa, será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos sinuosos..

Mai dijo...

Que preciosidad todo lo que escribes.